Gustavo Montalvo | Lanzamiento Plan de Gobierno

Disfruta del discurso de Gustavo Montalvo

Muchas gracias a todos por su interés. Hoy presentamos una síntesis del programa de Gobierno de Danilo Medina para el periodo 2016-2020. Que es el programa del PLD y del Bloque progresista, y que sin duda alguna será el programa del próximo gobierno de la República Dominicana, a partir del próximo 16 de agosto.

 

A lo largo de esta campaña, nuestro Presidente y candidato ya ha tenido ocasión de adelantar varios puntos de este programa, en los encuentros que ha realizado con jóvenes, con mujeres, con empresarios o con productores agrícolas.

 

Hoy, sin embargo, presentamos una perspectiva del conjunto del programa a la sociedad dominicana. Para que sea conocido, debatido, y para que, a su debido tiempo, sea la hoja de ruta de nuestro país para otros cuatro años de avances y conquistas sociales.

 

Al igual que nuestro Programa de Gobierno 2012-2016, el que presentamos hoy es un programa robusto, basado en la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030.

 

No es un programa pensado para los titulares de periódico y los eslóganes de campaña.

 

Es un programa pensado para su realización. Porque el pueblo dominicano ya sabe que nuestros programas están para cumplirse.

 

En el 2012 presentamos a la ciudadanía un programa de gobierno construido en conjunto, que resumía las grandes aspiraciones del pueblo, pero también las grandes políticas para transformar el país.

 

Y hoy, cuatro años después, podemos anunciar que de ese programa, cumplimos el 97,5% de todos los compromisos.

 

Esa es la base de la democracia, ciudadanos que elijan los candidatos con las mejores propuestas, y gobiernos que cumplan con los compromisos asumidos.

 

Por eso hoy presentamos al país un Programa de Gobierno con la misión de continuar, profundizar y acelerar los cambios hacia el Nuevo Modelo de Desarrollo de prosperidad con equidad que ya estamos construyendo.

 

Un modelo que estamos construyendo juntos, con la participación de todos los sectores de la sociedad dominicana, no solo en la definición de las prioridades nacionales, sino en su ejecución.

 

Por eso hemos podido lograr el 97% de las metas que nos propusimos en el 2012, porque hemos trabajado juntos, forjando alianzas en cada paso del camino.

 

Presentamos hoy un programa que pone a las personas como centro de las políticas públicas. Creemos que el gobierno debe estar al servicio de la gente, y por eso hoy venimos de nuevo con un programa de gobierno que busca, sobre todo, mejorar la vida de todos los dominicanos, sobre todo aquellos con menores oportunidades.

 

Buscamos consolidar un modelo que nos ha permitido sacar a más de 900,000 dominicanos de la pobreza, sentando las bases de un Estado de bienestar, con mejor educación, salud y vivienda para las grandes mayorías.

 

Un modelo que nos ha permitido crear más de 400,000 nuevos puestos de trabajo durante cuatro años seguidos.

 

Un esquema que ha democratizado el crédito en el campo y en las ciudades.

 

Hoy sabemos que vivimos en un mejor país, pero sabemos también que a pesar de los avances, aún nos quedan muchos retos por superar. Y precisamente para eso está este programa de gobierno.

 

Para ir por más. Para acelerar el paso de los cambios iniciados y, sobre todo, para seguir construyendo un país más justo, próspero y para todos.  

 

En los próximos cuatro años vamos a seguir impulsando la unidad de todos los dominicanos y dominicanas dispuestos a asumir responsabilidades en este esfuerzo nacional.

 

Esto significa, en primer lugar, consolidar alianzas. Alianzas estratégicas entre gobierno central y gobiernos locales, alianzas entre el Estado y los sectores productivos y alianzas entre las instituciones públicas y el conjunto de las organizaciones representantes de la sociedad civil.

 

Todos ellos están convocados a continuar estas transformaciones que están llevando a la República Dominicana a convertirse en el país de clases medias, justo, moderno y solidario que todos queremos.

 

Esto significa, también, continuar dando seguimiento a los compromisos planteados, como hemos hecho en estos cuatro años, usando el modelo de metas presidenciales que permite monitorear constantemente el avance de los compromisos y tomar decisiones oportunas que permitan el cumplimiento de la palabra dada.

 

Señoras y señores,

 

A continuación, voy a resaltar algunos de los principales puntos del programa. No voy a ser exhaustivo, porque el mismo consta de más de 100 páginas, pero si quiero señalar algunas de las principales medidas y objetivos que nos hemos trazado.

 

En primer lugar, vamos a seguir reduciendo la pobreza. Reduciremos la tasa de pobreza general de 31.5% a 23.6% de la población. Esto representa que, adicionalmente a lo ya logrado, otros 830 mil dominicanos más saldrán de la pobreza monetaria.

 

Nuestra meta para la pobreza extrema es reducirla de 6.8 a 3.4% de la población, para que 360 mil personas superen la miseria.

 

Queremos que esas personas que hoy en día están en la pobreza o en la pobreza extrema, sepan que nuestra primera prioridad en los próximos cuatro años será ofrecerles un futuro mejor.

 

Aumentaremos la clase media en un millón de personas, pasando de 28.3 a 37.9% de la población en cuatro años.

 

Para ello, combinaremos la ampliación de la cobertura de transferencias condicionadas focalizadas en las familias en condición de pobreza extrema, con iniciativas para desarrollar capacidades y oportunidades para los más pobres y acciones para mejorar la calidad de la vida y la vivienda.

 

Pero por supuesto, nuestra principal apuesta para la superación de la pobreza de manera sostenible seguirá siendo la creación masiva de puestos de trabajo y el estímulo y apoyo a la economía asociativa y a la micro, pequeña y mediana empresa.

 

Por eso, en los próximos cuatro años crearemos, como mínimo, otros 400 mil puestos de trabajo, apoyando a los sectores productivos y dando facilidades para la formalización.

 

Vamos a poner en marcha un nuevo modelo de alianzas público-privadas/comunidades para que los jóvenes logren su primer empleo.

 

Implementaremos un nuevo programa especializado, tanto para formar a los jóvenes, como para apoyar que logren su primer empleo.

 

Como siempre dice nuestro Presidente, tenemos el objetivo de dar todas las oportunidades para que los llamados jóvenes ni-ni, se transformen en jóvenes sí-sí, que sí estudian y sí trabajan.

 

Como parte del proyecto Progresando Unidos se proveerá la capacitación técnico-profesional de 40 mil jóvenes en extrema pobreza.

 

Promoveremos también un programa para que jóvenes sean empleados para proveer servicios comunitarios esenciales.

 

Y llevaremos a cabo múltiples acciones para la inserción laboral de todos los jóvenes mediante pasantías y apoyo al emprendimiento.

 

Porque sabemos que nuestros jóvenes tienen ganas de trabajar y de progresar. Ahora es su momento.

 

Profundizaremos nuestra revolución educativa, porque si queremos buenos empleos, necesitamos educación de calidad. Si queremos un país seguro, necesitamos educación de calidad. Y si queremos un país justo, necesitamos que esa educación sea para todos.

 

Por eso, vamos a construir sobre los logros ya alcanzados y vamos a incluir al 100% de los estudiantes de los niveles primario y secundario en la jornada extendida.

 

Expandiremos también la educación en la primera infancia con el Plan Quisqueya Empieza Contigo, hasta llegar a 1,200 unidades de servicio, garantizando atención integral de calidad a más de 600,000 niños y niñas en la primera infancia, para seguir cuidando y protegiendo la nueva generación de dominicanos. Y es que estamos convencidos que es en los primeros años de vida que mayor oportunidad se tiene de desarrollar al máximo

 

Y apostaremos por la excelencia en nuestra educación, apostaremos por una educación de calidad que permita crear las bases para que cada estudiante pueda desarrollar al máximo su potencial.

 

Para eso, entendemos como clave a los docentes y los directores. Por eso, en los próximos cuatro años, el eje central de la revolución educativa será la política docente.

 

Para eso, implementaremos programas para la formación de profesores y directores de excelencia internacional.

 

También reforzaremos como nunca la educación superior, para brindar a la juventud las oportunidades de tener una formación de calidad internacional que les permita mejorar su futuro y el de sus familias. Estamos convencidos de que tenemos jóvenes talentosos, con deseos de superación y de aportar a su sociedad, y queremos darles todo el apoyo.

 

Para ello, estaremos ofreciendo al menos 20 mil becas nacionales para distintas carreras de grado y posgrado, y 20 mil becas para carreras de excelencia en magisterio, para un total de 40 mil becas en los próximos cuatro años.

 

Además, ofreceremos 10 mil becas internacionales de maestrías y doctorados para jóvenes profesionales en ramas priorizadas. Buscamos que esos jóvenes vengan luego al país a liderar las trasformaciones en la educación superior y los servicios públicos.

 

Continuaremos el exitoso programa de inglés por inmersión, ofreciendo becas para más de 150,000 jóvenes tanto en la educación secundaria como universitaria, para que puedan insertarse en la sociedad del conocimiento y mejoren sus oportunidades de encontrar empleo rápidamente.

 

Seguiremos construyendo un Estado de bienestar, garantizando también el derecho a la salud. Construiremos un gran frente de las autoridades, los profesionales y trabajadores de la salud y las comunidades para profundizar el desarrollo del Servicio Nacional de Salud, con atención integral, con énfasis en el desarrollo de la atención primaria.

 

Profesionalizaremos la gestión hospitalaria y avanzaremos en la descentralización.

 

Continuaremos fortaleciendo y ampliando la red de Farmacias del Pueblo y ampliando la oferta de medicamentos de calidad a precios accesibles.

 

Para ello, en los próximos cuatro años completaremos lo avanzado, hasta llegar a 2,500 establecimientos de primer nivel de atención, garantizando así que los servicios de salud estén más cercanos y accesibles para cada familia.

 

Además, completaremos la remodelación de los hospitales y continuaremos construyendo y remodelando centros de salud para completar la infraestructura que permita instalar el nuevo modelo de atención a tres niveles en salud.

 

Vamos hacia la cobertura de seguridad social en salud para toda la población. En los próximos años estarán afiliados por lo menos el 90% incluyendo a los pensionados, y a las personas con discapacidad. Nos proponemos actualizar el Plan Básico de Salud, ampliando las prestaciones y reduciendo los copagos y cobros no autorizados a los pacientes.

 

Seguiremos ampliando la red de atención a emergencias de salud a otras ciudades, en el marco del 911, y estableciendo acuerdos entre los establecimientos públicos y privados.

No más derivaciones de pacientes sin garantía de seguridad y garantía de atención adecuada.

Vamos a desarrollar el Sistema de Pensiones de Reparto del Estado, para garantizar pensiones dignas y seguros de salud a los trabajadores públicos que califiquen y, simultáneamente, otorgaremos al menos 50,000 pensiones solidarias para envejecientes subsidiados.

 

Vamos juntos a promover una vejez digna, activa y participativa; trabajemos juntos para que no haya más adultos mayores ni personas con discapacidad severa en condiciones de miseria y abandono.

 

 

Y, para proteger a los más pequeños, redoblaremos el esfuerzo de prevención y tratamiento de discapacidades en la infancia. Para ello, y gracias a la iniciativa del despacho de la Primera Dama, Candy Montilla de Medina, se iniciará el tamiz neonatal de 50,000 recién nacidos en el primer año y se continuará avanzando para llevar este programa a la mayor parte del territorio nacional para el 2020.

 

Seguiremos también abriendo las puertas del derecho a una vivienda digna, dentro de una comunidad digna. Vamos a sentar las bases para que el sector privado levante decenas de miles de viviendas y comunidades en todo el país, creando así, además, empleo y crecimiento en el sector de la construcción.

 

Asimismo, trabajaremos con las organizaciones sociales y territoriales para construir y remodelar las viviendas y los entornos de las familias más pobres. En este modelo, el Estado proveerá la infraestructura pública, los materiales y medios de construcción, mientras que las organizaciones sociales ayudarán a la gente a planificar y mejorar su comunidad.

 

Impulsaremos la constitución de fideicomisos de viviendas de bajo costo, desarrollando más proyectos mixtos en todas las provincias, así como apoyando la constitución de fideicomisos públicos-privados dirigidos a  policías, militares, gremios de maestros, médicos, enfermeras y otros interesados.

 

Crearemos también un fondo nacional para promover el financiamiento de la adquisición de viviendas para familias de escasos recursos, fortaleciendo el mecanismo de Cuentas de Ahorro Programado y mediante la constitución de nuevos esquemas de subsidio para compra y alquiler de viviendas de bajo costo, permitiendo así que las familias alcancen sus sueños de tener una vivienda propia.

 

  

Amigos y amigas,

 

Como ya anunció el Presidente, el próximo será el cuatrienio del agua. Y es que el agua es un recursos de vital importancia para la vida de todos los habitantes, desde su salud hasta sus actividades productivas, pero también es un recurso cuya escasez y vulnerabilidad ante el cambio climático nos obliga a usarla de forma responsable y eficiente.

 

Impulsaremos proyectos de inversión, para la construcción de la infraestructura que garantice el almacenamiento adecuado del agua y el suministro de agua potable en los municipios.

 

Incluiremos también infraestructura y tecnologías para una mayor eficiencia del uso del agua en actividades agrícolas y turísticas.

 

Invertiremos igualmente en infraestructura para el manejo de aguas servidas o residuales, para preservar la salud de nuestra gente y nuestros ecosistemas.

 

 

Limitaremos la extracción de materiales de construcción en los cauces de ríos, en aquellas áreas que resulte conveniente en el marco de la Ley de Ordenamiento Territorial. 

 

Continuaremos, por último, la implementación de proyectos modelos de gestión integral de cuencas en aquellas de más alto valor, siguiendo la experiencia de lo aplicado en la cuenca Ozama-Isabela.

 

Señoras y señores,

 

Como no podía ser de otra forma, en los próximos cuatro años seguiremos apostando por el campo dominicano. Seguiremos apoyando su potencial para crear riqueza y empleo para nuestra gente.

 

Para eso, ampliaremos hasta 70 mil millones de pesos el acceso al crédito, manteniendo las tasas especiales y solidarias y ampliaremos, de igual forma, el crédito para los exportadores agropecuarios, utilizando el recién creado Banco Nacional de Exportaciones.

 

Expandiremos el Programa de Visitas Sorpresa y continuaremos compartiendo sus experiencias con los países amigos que sigan interesándose por sus avances.

 

Construiremos y rehabilitaremos caminos vecinales y carreteras rurales, permitiendo que nuestros productores puedan fácilmente transportar sus productos a los principales centros de producción y consumo de alimentos del país.

 

Y por supuesto, seguiremos apoyando también a nuestra industria y nuestras pymes, con miras a la creación de más y mejores puestos de trabajo.

 

Reduciremos a la mitad los trámites actuales de constitución de una empresa micro o pequeña, para que el plazo no sea mayor de 24 horas y a un costo de 500 pesos.

 

Otorgaremos al menos 300 mil créditos en condiciones favorables a MIPYMES.

 

Implementaremos 30 Centros Pymes, para beneficiar a más de 30 mil empresas con servicios de capacitación, asesoría empresarial y asistencia técnica.

 

Fortaleceremos la Red Nacional de emprendimiento, apoyando las iniciativas de sus actores para beneficiar a más de 25 mil personas del ecosistema emprendedor.

 

Capacitaremos al menos 12 mil nuevas MIPYMES y emprendedores en gestión y administración de sus empresas y finanzas.

 

Expandiremos los parques e industrias de zona franca, promoviendo la instalación de al menos 200 nuevas empresas en los parques industriales que todavía tienen espacio disponible, especialmente en ciudades medianas de modo que creen empleos de calidad a nivel local.

 

Bajo el esquema de Alianza Público-Privada se desarrollarán centros logísticos que permitan a los sectores productivos dominicanos aumentar su productividad y acceso a los grandes mercados internacionales.

 

Señoras y señores,

 

Una promesa muy importante que le hacemos al país es que en los próximos cuatro años dejaremos atrás el problema eléctrico, un logro que alcanzaremos todos como sociedad, en el marco de lo acordado en el Pacto Nacional para la Reforma del Sector Eléctrico. Primero finalizando las dos plantas termoeléctricas de Punta Catalina, las cuales aportaran el 36% de la generación requerida.

 

Y en segundo lugar, aumentaremos la producción de energías renovables hasta llegar a 620 MW de energía limpia, aprovechando las facilidades de la ley de incentivos existente.

 

Para ello, durante el próximo periodo tenemos el objetivo de que se instalen al menos 12 proyectos de energía renovable.

 

Continuaremos la expansión de las redes de transmisión para incorporar todas las comunidades al sistema eléctrico nacional, incluyendo la adquisición de todas las líneas construidas por el sector privado, tal y como manda la ley.

 

Mejoraremos la distribución hasta reducir las pérdidas en nueve puntos porcentuales en un plazo de tres años. Posteriormente, en un plazo de seis años se llevarán las pérdidas a un máximo de 15%, vale decir una reducción acumulada de 18 puntos porcentuales.

 

Y, por supuesto, promoveremos mecanismos de ahorro y eficiencia energética para las instituciones del Estado y crearemos un programa permanente de instalación de paneles solares en instituciones del sector público, incluyendo las escuelas y los hospitales.  

 

Amigos y amigas,

 

En los próximos cuatro años, redoblaremos la atención a un asunto que sabemos es esencial para mejorar el día a día de la gente: el transporte.

 

Queremos mejorar la vida de las personas disminuyendo el tiempo y los conflictos en el tránsito terrestre, y reduciendo el presupuesto que dedica diariamente nuestra gente para desplazarse en las ciudades.

 

En este ámbito, seguiremos ampliando el metro de Santo Domingo y concluiremos el sistema Teleférico, incorporando los sectores marginados en la cuenca del río Ozama.

 

Expandiremos y mejoraremos el servicio de autobuses de la OMSA, ampliando la cobertura e insertando una red de Transporte Rápido en Bus de alta eficiencia y calidad, que mejore las condiciones de movilidad para los usuarios, e integraremos nuevos operadores como alimentadores del sistema.

 

Reduciremos el gasto que representa el transporte en cada familia dominicana, integrando la tarifa del transporte público, en un sistema de pago único, que permita regular los costos.

 

Priorizaremos también, empezando muy pronto, el Plan Nacional de Seguridad Vial para la prevención integral de accidentes de tránsito, mediante la creación del Consejo Nacional de Seguridad Vial, que integre y coordine todos los organismos públicos involucrados.

 

Señoras y señores,

 

Como dijo Danilo Medina el pasado 6 de marzo, la atención integral a las necesidades de la mujer dominicana será un objetivo central del próximo periodo de gobierno.

 

Por eso ejecutaremos el Programa Ciudad Mujer, que impulsa la Vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, para poner en operación centros de atención integral a la mujer con servicios especializados de atención a la violencia de género, capacitación laboral, apoyo a emprendedoras y promoción de la salud materno-infantil.

 

Impulsaremos una política de cero discriminación salarial de género a nivel nacional, de manera que se cierren progresivamente las brechas salariales.

 

Fortaleceremos el  sistema de prevención y sanción de la violencia intrafamiliar y contra las mujeres, mediante apertura de nuevas Casas de Acogida en regiones donde no existen, y creando un departamento especializado para la emisión de las órdenes de arresto en caso de violencia contra las mujeres.

 

Asimismo, implementaremos un Botón Antipánico que además de alertar a la policía y evitar la agresión, grabe el audio de lo sucedido, y así sirva como prueba judicial. Este mecanismo protegerá a las mujeres contra sus agresores.

 

Nuestro compromiso de tolerancia 0 con la violencia de género será también un eje transversal en nuestra política de seguridad ciudadana.

 

Porque, como dijo el Presidente Medina en su intervención ante la Cámara Americana, debemos ganar la batalla por la seguridad y la convivencia pacífica, en las calles y en los hogares.

 

Continuaremos la reforma de la Policía Nacional, apostando por una mayor profesionalización, entrenamiento, equipamiento y dignificación salarial.

 

Apostamos al uso de la tecnología para hacer más eficiente la labor policial, pero también para permitir a los ciudadanos una mayor facilidad en la denuncia de delitos, y mayor seguridad de trato adecuado de parte de los agentes policiales.

 

Expandiremos la cobertura del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1 a las regiones Norte, Este y Sur del país.

 

Completaremos la digitalización de los archivos de la Policía Nacional y pondremos en funcionamiento el depósito nacional de información de seguridad pública coordinado.

 

Implementaremos un sistema automático de identificación dactilar, común a todas las dependencias de seguridad pública, para tener más certeza en la identificación de personas en conflicto con la ley.

 

Crearemos un sistema para tener información oportuna y georreferenciada de las zonas con mayor incidencia de homicidios, agresiones y robos para identificar sus causas y posibles patrones para focalizar el patrullaje, aumentar la vigilancia y reorientar programas sociales.

 

Y mejoraremos la red de video vigilancia urbana y las capacidades a las unidades tácticas y de investigación, incorporando drones y adoptando capacidades de visión nocturna, así como de comunicación encriptada.

 

Promoveremos la Ley de Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales para endurecer las normas de porte y tenencia de armas, de forma que personas con antecedentes o casos pendientes de violencia no tengan acceso a licencias.

 

Así, con medidas concretas, bien diseñadas y programadas de acuerdo a nuestros presupuestos, mejoraremos día a día la seguridad en nuestras ciudades, en nuestros barrios y en el interior de los hogares dominicanos.

 

Amigas y amigos,

 

Creemos en un país con igualdad de oportunidades para todos. Con un Estado eficiente que no tolera privilegios ni exclusiones.

 

Y sabemos que la lucha por la transparencia y el imperio de la ley es una tarea conjunta de las instituciones públicas y de toda la sociedad.

 

Por eso, en un permanente diálogo con la sociedad dominicana, vamos a llevar a cabo un vigoroso programa de fomento de la transparencia y lucha contra la corrupción.

 

Promoveremos junto al Poder Judicial y el Legislativo el relanzamiento de un proceso de reformas para alcanzar un sistema judicial más transparente, efectivo y confiable.

 

Buscaremos que el Código Penal duplique el plazo de prescripción de delitos de corrupción y presentaremos un proyecto de ley para la protección de denunciantes, testigos y peritos.

 

Impulsaremos la Ley de Extinción de Dominio para que el Estado decomise y recupere de manera ágil los bienes adquiridos por actos de corrupción y otros ilícitos.

 

Extenderemos por ley el sistema de veedurías en todas las dependencias del Estado.

 

Modificaremos la ley de compras y contrataciones públicas para permitir los sorteos como mecanismo de adjudicación en obras poco complejas y en todos los sectores que sea posible, para hacer de uso obligatorio e el Portal Transaccional para todas las instituciones, entre otras medidas.

 

Promoveremos la ley de Simplificación de procesos y reducción de cargas administrativas en las oficinas que otorgan licencias, permisos, etc., para que los procesos sean expeditos, de bajo costo y transparentes, y con ello lograremos simplificar la vida a los ciudadanos.

 

Incrementaremos la capacidad operativa de la Contraloría General de la República para que se asuma plenamente en todas las instituciones del Estado, incluyendo ayuntamientos.

 

Desarrollaremos el Observatorio de Transparencia, Integridad y Anticorrupción, para que las entidades del Estado, privados e instancias de la sociedad civil elaboren políticas públicas eficaces en la lucha contra la corrupción.

 

Así, nos estamos asegurando de cerrar puertas a las malas prácticas, de hacer justicia y de que cada peso de los fondos públicos se invierte donde se tiene que invertir: en las necesidades de los dominicanos y dominicanas.

Señoras y señores,

A todas estas medidas se suma, como ya todos saben, un ambicioso proyecto especialmente dirigido a las nuevas generaciones: República Digital.

Estamos decididos a hacer de esta apuesta una realidad, a que nuestro país de un salto cualitativo sin precedentes y se coloque a la cabeza de la región en tecnología y oportunidades de empleo y desarrollo para las nuevas generaciones.

 

Y ya estamos trabajando para que así sea. Estamos decididos a cerrar la brecha digital. Vamos a lograr que nuestros jóvenes tengan las mismas oportunidades de aprender e innovar que cualquier joven de Estados Unidos o de Europa!

 

Señoras y señores,

 

El pasado 27 de febrero, el Presidente Medina habló ante el Congreso de la visión de país que tiene este gobierno.

 

Citó al Profesor Juan Bosch, y habló con propiedad cuando dijo que nuestro sueño es el sueño de Juan Bosch.

 

El programa que les presentamos hoy es una continuación práctica de su pensamiento y de su sueño.

 

Es un programa que coloca en el centro de las políticas a los hombres y mujeres comunes, con sus necesidades y sus aspiraciones.

 

Es un programa de 104 páginas, y todas y cada una de ellas están atravesadas por los ideales de nuestro líder y maestro.

 

Están inspiradas en su vocación de servicio a su patria y a su gente. Y tengo la certeza personal de que estaría orgulloso de verlo hacerse realidad.

 

Éstos que les he presentado son, por supuesto, solo algunos de los principales puntos de nuestro programa de gobierno.

 

Hay muchos más que han quedado fuera de mi exposición por razones de tiempo, pero que tendrán ocasión de conocer con detalle a través de la lectura del programa completo.

Queremos que sea un programa abierto a todos, que nos involucre a todos y en constante evolución.

 

Queremos que este programa sea conocido por toda la sociedad.

 

Queremos que cada capítulo de este programa sea una invitación a forjar nuevas alianzas.

 

Que todas las personas y todos los sectores interesados en mejorar este país se sientan reconocidos en él y que lo vean como un instrumento de cambio. Porque desde luego, lo es.

 

Queremos que sea un punto de partida para la participación de todos, para buscar juntos los mejores caminos para cumplirlo y mejorarlo, a medida que la realidad lo exija.

Transformar nuestra sociedad no es un asunto que se pueda resolver en 4 años, ni es tampoco una tarea que pueda llevar a cabo un hombre solo.

Sin embargo, sabemos que hoy estamos mucho más cerca de lograr nuestros sueños que en el 2012.

Y no tengo ninguna duda que, con Danilo Medina de Presidente, en 2020 habremos dado un paso de gigante hacia el país que todos deseamos tener.

Hoy sabemos que, si mantenemos el rumbo, podemos conseguirlo.

Hoy tenemos muchas más razones para sentirnos orgullosos de ser dominicanos.

Solo quienes no confían en las capacidades que tenemos como pueblo pueden seguir anclados en el pasado, pregonar pesimismo y tratar de negar los avances que juntos hemos logrado.

Como dijo el Presidente ¡Ha llegado la hora del optimismo dominicano!

Vamos a trabajar codo con codo para seguir construyendo sobre lo que hemos avanzado.

Vamos a profundizar los cambios y asegurar que el progreso llegue a todos y todas.

Lo mejor de nuestro país está en el futuro, no en el pasado.

Lo mejor de nuestro país está esperando que lo conquistemos.

 

¡El 15 de mayo vamos a acelerar el paso!

¡El 15 de mayo vamos todos a votar con el corazón y con la cabeza!

¡El 15 de mayo vamos todos a votar por realidades, por un programa que se va a cumplir y por un líder con el coraje para honrar su palabra!

Vamos todos a votar por nuestro presidente!

¡Por Danilo Medina! ¡Por cuatro años más!

¡Muchas gracias!

Gustavo Montalvo | Lanzamiento Plan de Gobierno